Translate

viernes, 25 de junio de 2010

Explosión de sentires



Me penétras con la mirada
y evocas en mí el deseo de
morir en tus abrazos.

Si alguna vez posas
las yemas de tus dedos
en las heridas de mi piel
observarás como se cierran
milagrosamente.

Déjame entrar en tus sueños
y te haré despertar a un nuevo día.

No hay amanecer sin ti,
la noche se hace intensa, fría
y corta como un cristal
que parte en seco el alma.

Olvidé la llave del corazón
en el cofre de Pandora,
no puedo cerrar la puerta
sin el hilo de oro que me ofreció
Teseo.
MarianGardi©

jueves, 24 de junio de 2010

Estoy aquí


Me encontrarás en un rincón
de tu jardín secreto.

En la oscuridad puedo verte
mientras distingo sombras,
mis manos están desnudas
y te aguardan impacientes.

Una palabra tuya
bastará para salvarme.
¿Podrán verme los ojos
de tu alma?

MarianGardi©



miércoles, 23 de junio de 2010

Carta de la batalla por la escritura


De Rosa Mantero

En 1990, en medio del mayor fracaso de su vida pública, que fue su fracaso como político, le preguntaron a Mario Vargas Llosa para qué escribía. Y este hombre al que muchos ven como el Clark Kent de la escritura, el infatigable y robusto autor de novelas como La guerra del fin del mundo o Conversación en la Catedral, respondió: "Para escapar de la pena".

Es común, para eso dicen muchos escritores que se ponen ante la máquina de escribir, ante el papel y ante el ordenador; para ordenar la vida, para escapar de la pena. Esta mañana, en Santillana del Mar, ante el auditorio de la serie Lecciones y maestras, lo dijo de muchas maneras Rosa Montero, la autora de "Crónica del desamor" y de una docena de novelas en las que poco a poco ha ido ganando peso su capacidad para contar lo propio y lo ajeno sin desdeñar ni el dolor propio ni la compasión por el dolor ajeno.

Ella dijo que durante algún tiempo consideró que contar el dolor propio era indicio de un exhibicionismo que considera impúdico y literariamente improcedente; y luego ha ido viendo que la narración del propio dolor, siempre que aspire a alcanzar los límites que requiere la literatura, es perfectamente legítimo.

Fue una confesión literaria de gran calado personal, como lo había sido el relato anterior, en la misma serie, de Héctor Aguilar Camín. Como si esa literatura del testimonio íntimo estuviera abriéndose paso en los autores como la explicación más auténtica de aquello a lo que aspiran: a comunicar qué pasa diciendo en primer lugar qué les pasa. Rosa Montero fue siempre, desde aquella primera novela que se cruzó en su vida el testimonio de una generación (lo dijo Elvira Lindo, lo dijo Lola Larumbe) que estaba sintiendo más o menos lo mismo que ella escribió, una mujer entrañada en su tiempo, un testigo radical de lo que ocurría.

Jamás dejó de estar comprometida, como periodista, como novelista, como ciudadana, ante el devenir de los sucesos, políticos, culturales, sociales; sus entrevistas (y ha sido una de las mejores entrevistadoras de Europa, lo sería todavía, si se lo propone otra vez) han sido históricos retratos de personajes que a otros se nos hubieran escapado vivos; cuando se empeñó en la ficción, que es ahora su trabajo principal, aparte de sus columnas en EL PAÍS, Rosa Montero alternó la ciencia ficción (o la ficción) con el examen de los materiales narrativos que constituyen el trabajo de un narrador, además de adentrarse en el relato de vidas que se parecen, como en Crónica del desamor, a las vidas que realmente pasan.

Ella es consciente de que en ella habita la loca de la casa, la imaginación, y atiende a su latido, a veces con más prontitud, a veces con más dificultad. Su discurso de esta mañana es una expresión sincera, y por eso fue aplaudida, de una preocupación verdadera: cómo contar sin dejar nunca de mirar hacia adentro. La encontré más sosegada que nunca, como si en efecto el dolor del que habla le haya ayudado a comprender aún más el sentido que siempre tuvo su velocidad, su imperiosa velocidad para ir a las cosas: entender cuanto antes para explicar cuanto antes.

El sosiego de ahora, su madurez, no le ha restado a Rosa Montero ni un átomo de su frescura, pero le ha dado una hondura que sólo dan los ojos cuando saben de qué textura es el interior de los dramas. Su carta de batalla por la escritura fue, en definitiva, una saludable lección contemporánea, de una mujer que ha pasado por casi todo lo que ha pasado su generación, incluyendo lo peor que pasa cualquiera que quiera mirar hacia adentro pareciendo que mira a los lados. Con Vargas Llosa, Rosa hoy decía, y lo dijo, que se escribe para escapar de la pena, pero contando la pena.

***************

Estoy totalmente de acuerdo con las palabras de Rosa Montero, aunque su estilo cómo escritora no es de los que más me gustan entre las mujeres escritoras que tenemos en España, tampoco me atrapa el estilo de Maruja Torres y sus participaciones en los premios de la " Sonrisa Vertical", literatura erotica. El erotismo en la literatura me gusta racionado, un poquito de sal y pimienta, un poco de picante sí, sin llegar a la morbosidad lujuriosa.

Tengo el defecto de que me gustan los realmente buenisimos como por ejemplo: Carmen Martín Gaite. Un autentico talento de letras, desde que leí su novela "Nubosidad variable" me cautivó su finura y su forma de narrar, como si la tuvieras enfrente y te hablara en persona, es ésta forma de escribir la que a mí toca, me atrae y la hago mía. Las otras me aburren y más las de aventuras, para ver aventuras ya tengo el cine, aunque cuando fui a ver el "Capitan Alatriste" vaya decepción, sólo se salvaban para mi gusto los cuadros de de las imágenes imitando a Velázquez. Perez Reverte, por cierto paisano mío, nacido en Cartagena, periodista de guerra, se llenó de imágenes de aventuras y las escribe y tiene éxito, sobre todo entre los lectores masculinos.

Hay quien piensa que hay una lectura para hombres y otra para mujeres, un escritor que no recuerdo ahora quién fue, dijo que no había escritores para los dos sexos, sólo había escritores malos y escritores buenos.

Tengo que confesar que de Mario Vargas Llosa he leído alguna de sus novelas de aventura y he disfrutado, no puedo generalizar.

Sin embargo en el "Señor de los anillos" me salí del cine en la mitad, no pude soportar tanto derroche de fantasía y el libro de Tolkien tampoco ¡Menuda paliza! Es mi opinión ¿Se nota que amo la escritura intimista?

Amo el realismo mágico, o neo-fantasia, géneros como los de "Cien años de soledad" de Gabriel Garcia Marquez o la "Metamorfosis" de Kafka, ya os dije que amaba a los muy, muy buenos, también amo la Ciencia Ficción bien hecha o escrita.

Mi género preferido y por el que me decanto es la neo-fantasia, o lo que es igual el realismo mágico.

Hice dos talleres de literatura por Internet, uno de ellos de pago en Escritores Org, 62 euros al mes, por si hay alguien a quien pueda interesarle.

http://www.escritores.org/index.php/cursos

MarianGardi

martes, 22 de junio de 2010

Tú estás en mí


Miro hacia detrás y veo
tu rastro en mi corazón
como arado de buena siembra
cuando deja el surco abierto.

Memoria selectiva,
te posas en las más bellas
estaciones de la vida,
memoria de Girasol danzante
que se orienta hacia donde
siente una caricia.

Mi memoria a lo largo del trayecto
olvidó las heridas, ignoró las bofetadas
y se alimentó del latido de la sangre.

En el regazo del amor
recuerda la belleza y los besos
encontrados y compartidos.

La memoria es un infante
que se engalana para grabar
lo que es natural en ella
y lo que no es lo desecha.

La memoria recoge flores
de la mejor cosecha,
descarta la paja del trigo,
amasa el pan
y prende fuego al pajar.
MarianGardi©

lunes, 21 de junio de 2010

Cultívame en tu humedad


Cultívame en tu humedad

Cuando no me tengas piensa en mi
y cuando me sientas a tu lado
manténme cultivada en ti.


Plántame en tu corazón
para que al mezclarse con
tu húmedad
salina,
crezca en los caballos de nuestra
memoria eternamente.

MarianGardi©


sábado, 19 de junio de 2010

Un trozo más cogido al azar




Rosendo, se levantó temprano y dijo a Natalia que llegaría tarde, ya la llamaría y que no se preocupase por él, necesitaba solucionar problemas familiares que reclamaban con urgencia buscar recursos para ayudar a toda la familia a recuperar la estabilidad, que se habían separado demasiado y existían problemas de carácter, tonterías, competitividad entre hermanos, comentó de pasada, sin darle mayor importancia.
Después de estar toda la noche haciendo el amor con Natalia, su cuerpo lo sentía fatigado y su pierna estaba llena de rasguños del frenazo abrupto contra la arenilla del Parque en su huida de la policía.
Bajo la presión de Natalia por saber qué motivos habían llevado a Rosendo a vestirse de mujer y por qué él le ocultó la impostura, le prometió contarle toda la verdad muy pronto y le rogó que no le martirizase y que confiase en él, si ella podía y si no se decían adiós allí mismo, ella elegía.
--No puedo elegir porque no hay nadie que me folle como tú.
--Pues entonces confía y no preguntes. Cuando vuelva te cuento y si no vuelvo seguro que encontrarás algún muerto de hambre que quiera darse un buen atracón.
--Te quiero a ti, así que intenta volver pronto, porque si no, te buscaré en el psiquiátrico, en la cárcel, o si es necesario en el infierno.
-- Espero que no tengas necesidad de bajar por mí al infierno, te prometo venir antes y evitarte el descenso.
Las imágenes de su calvario particular se le vinieron encima, crimen, cárcel, juicio, fuga, transformismo, la personalidad de Rosa su álter ego, persiguiéndole y burlándose de él, Verónica intentando engañar al marido, Javier acosándolo con su enamoramiento, el gato maullando como un poseso al oír el chasquido de la bofetada que le dio con ganas al hermano de su amiga en la cocina, el viaje surrealista a Los picos de Europa con Verónica, su declaración de amor, la música que sonaba en el coche. Única música de esferas que figuraba de fondo en todas las escenas, porque su vida en pocos meses se había vuelto simplemente una representación, representación mortal que a nadie parecía importarle, el Mundo se había parado y la tragedia era que él no podía bajarse de aquel carrusel de mentiras y despropósitos.
MarianGardi©

jueves, 17 de junio de 2010

1999 Participación en el Premio Nadal


1999 año en el que participé en el concurso del Premio Nadal
con mi primera novela de 240 folios. Ahora la estoy corrigiendo personalmente.
En estos



Un poquito de mi estilo




¡Soy inocente! Gritaba a viva voz Rosendo Colinas.

Su inocencia 
la pronunciaba despierto y soñando, en monólogos y en diálogos, entre multitudes o soledades, hasta que de tanto repetirla se le desgastó en los labios.
Tampoco aquella mañana el Juez escuchó nada cuando una vez más volvió a gritar con todas sus fuerzas mientras su voz volvió a perderse en la atmósfera de la sala:
-¡Soy inocente! Por Dios ¡Soy inocente!
-¡Haga usted el favor de sentarse! –Eran la únicas palabras que pronunciaba el Juez.
De llevar puestas las esposas le dolían las muñecas. Se sentó como un zombi, puso los codos en las rodillas y con las dos manos se tapó la cara. Le habían rasurado el pelo al cero. Por alguna caprichosa razón odiaba llevar la cabeza rapada. Instintivamente sacó el trozo de espejo que escondía en el forro del traje y se miró los grandes surcos de las ojeras, contempló la mirada apagada que meses antes había gozado de luz ¡de vida! Inmediatamente escondió la mano y estrujó el espejo hasta que sintió un profundo corte en los dedos. Lloraba de rabia, levantó la mano ensangrentada y la pasó por su cara. Sintió el sabor salado y rojo de la sangre entre los labios carnosos y soltando una carcajada estremecedora volvió a pronunciar entre risas y lágrimas la frase que sólo de nuevo el eco escucharía:
-¡Soy inocente! Lo juro por Dios ¡Soy inocente!
-¡No le estoy escuchando Colinas! No se moleste en gritar o reír, como si quiere ladrar o volverse rabioso, mejor tranquilícese  –las frases del Juez retumbaban en el silencio de la sala.
Se preguntaba dónde estaría el limite, la frontera, entre inocencia y culpabilidad, ¿somos inocentes de existir? ¿o somos culpables de la permuta de vida que poseemos? ¿cómo demonios había caído en aquella trampa mortal? él no era un ratón, o si lo era aún lo ignoraba ¿Estaba ciego el Juez? ¿Estaría ciega su conciencia para juzgar y meter en prisión a un inocente? ¿En qué agujeró negro había caído? Entonces comprendió que nada es lo que parece, que la vida era como decía una de sus canciones favoritas: “Un juego cruel que te atrapa y no te suelta”, o algo así, no recordaba bien la letra. Su vida en un tris, tras, había pasado de la música, al disco rayado, la música fue la protagonista del telón de fondo de su existencia y por un momento recordó que el infierno no tenía música.
MarianGardi©

Queda abierto el debate... y la novela con su entrada también
*Jose, ya he corregido la frase dicha por el juez: "Su inocencia se tendrá que demostrar"
Para que nadie dude de mi palabra, aqui está el recibo de mi participación en el Premio Nadal, con mi primera novela, yo vivía entonces en Zaragoza
Un payaso anónimo envidioso no me deja por embustera.

miércoles, 16 de junio de 2010

Pajillas a la mar


Cuando se aburren los oidos
comienza a impacientarse la mente
y muy despacio los ojos
se cierran ante lo improcedente.

Cuando leo me sobran las pajillas
necesito granos que me alimenten,
me asquea lo consabido y aquellas
lentes barrocas que mienten
como bellotas.

El arte y oficio
es bueno para montar artificios,
a mí me gusta la naturaleza
sin talar los pinos.
MarianGardi©

Aquí, uno elaborado (bueno, a medias) mitad labor, mitad natura.

sábado, 12 de junio de 2010

Haikus



Siempre y por siempre
me encontrarás ardiendo
en tu pecho Amor.
****
Pongo la leña
necesaria en tu deseo
y somos Uno.
MarianGardi©
Felicidades a los Antonios, hoy es su día.

viernes, 11 de junio de 2010

¿Sueño o pesadilla?



Me apego a ti
para aprender, para apresar,
para gozarte entero,
para que la puñetera vida
no me estrese las venas ni los ovarios.

Me aferro a ti
como náufrago muerto de hambre
que muerto vive y no lo admite no,
no lo admite porque se sabe ciego,
que nada tiene sino tus ojos.

Me acerco a ti
sigilosa, con cautela, con duda por saber
si tu sangre me desea, la mía,
te llama cada minuto ansiosa latiendo
en el pensamiento de mis manos.


Me uno a ti
para soñar con creces en el río
que me parió en tu alma,
tú eres la vertiente por donde
muero sin remedio alguno.
MarianGardi©

miércoles, 9 de junio de 2010

En tu ausencia


Si tú no estás,
soy náufraga en la corriente.
Sin ti...
las formas no tienen sentido.
Vivir se transforma en una caricatura
dantesca.

Existir un segundo,
se vuelve eternidad sin tu presencia.
Separarme de ti
fue partir el corazón en dos mitades.

Por ti, en ti,
navega mi barca en la intemperie,
desnuda al viento presta sus velas
para llegar al puerto
y encallarse en la arena de tu isla
entre arrecifes y corales.
MarianGardi©
Siempre me gustó ésta canción que ya tiene sus años


martes, 8 de junio de 2010

Ato chorizos con papeles


Hoy...
Cualquiera dice ser poeta,
se versan corazones
en soliloquios afrutados,
se versan morcillas de arroz
con sabor a cebolla
y se hacen buenas fritangas.

No importa el sinsentido,
metáforas sacadas de la chimenea
llegan escocidas y con hollines en la mirada.

No importa el género ni el asunto,
no importa la forma ni el cubismo,
ni el andamio ni la construcción,
ni el componente o el poniente,
hoy se pone el GPS
y se navega en automatico.

Los que van por la autopista
se adelantan y sacan la mano
y te envían un beso, o un corte de mangas,
de todo hay en la red de pescadores.

Sabían ustedes que decir
estoy lleno de mierda es poesía,
ahora ya no se hace la oda al tulipán
eso ya no mola, no es moda.

Entre silabas azucaradas,
empalagosas o groseras,
huecas y sinsentido,
se ve una luz al final del pozo,
cuando el corazón se sobresalta
y se queda mudo ante unos versos.
MarianGardi©


Hoy salió mi faceta crítica literaria, eso sí, simpática, con una sonrisa siempre.

lunes, 7 de junio de 2010

Apuesto al rojo


En la tómbola del destino
siempre al rojo aposté
y ganaba el Arco Iris.

¿Ventajas?
Nunca me alcanzaron
las llamas.
Pero hoy me estoy quemando
en tus besos.
MarianGardi©

Me apasiona la música indú y toda la explosión de color y sensualidad que despierta.

jueves, 3 de junio de 2010

La noche es Cobarde


Rodaron las espinas calle abajo,
las vi ocultarse en las vitrinas
del atardecer en el momento
que los perros
buscaban roer huesos como ratas
entre las basuras.


El eco del bosque cantaba la furia del viento
en un concierto infernal.


Vi como se alzó el crepúsculo
y los cielos llamaban a gloria,
cuando giré la cabeza
sólo alcancé a ver The End
y una mano tiró de mí.
MarianGardi©

martes, 1 de junio de 2010

Ni muerta me vencerá tu desventura



Ni muerta me vencera tu desventura


Me senté descalza a ver pasar el entierro
y era yo el cadáver que portaba el féretro.
En el corazón tu amor se estampó en mi grito,
caballos de letanía trotaban en mi plegaria,
cuando te dije: ¡A mí no! ¡Piensa en tus hijos!
Vi fuego en tus ojos yermos, vi llamas
acariciando el sueño,
jugué a tocarme y me respondió el viento,
el cielo se ocultó de pronto entre dos nubarrones negros
y la nieve estalló en el silencio roto.
No hay rencor en mi corazón tierno,
sólo queda tristeza en el desamparo,
hijos quebrados, muñecas rotas,
sangre en el techo, odio de ciegos,
matriz que antaño sólo fue un juguete.
Eva de la humanidad velada de negro,
no permitas que la muerte adelante a tu cuerpo
mientras duermes desnuda en un rincón del trastero.
Observa el camino mujer de piedra,
desierto, estepa, hielo, quimera,
bastos que no han de dañarte si tú
no les dejas, dagas, manos resecas,
cristales rotos en las ojeras,
senda de hormigas en la garganta,
que no mereces, que no son nuestras.
Despierta mujer ¡despierta! ya es hora de levantarse,
la Luna durmió serena y las aguas ya están quietas.
Mariangardi©

LINKEDIN

LINKEDIN
Mis Redes

Para ver mi galería de fotos pica en la foto

Para ver mi galería de fotos pica en la foto
Isla de la cabaña del pescador en Guadalupe

IV Encuentro de poesía en la Red en Granada Marzo del 2011 organizado por MarianGardi

Archivo del blog

Con mi amiga Maria Gallego Pintora

Con mi amiga Maria Gallego Pintora

Madrid - Café Gijòn 2009

Madrid - Café Gijòn 2009

Valladolid 10 y 11 Abril 2014

Valladolid 10 y 11  Abril 2014

Presentación en Madrid Julio 2013

Presentación en Madrid  Julio 2013

Madrid 2013

Madrid 2013

Octubre 2013 Valencia

Octubre 2013 Valencia

Presentación en Gran Canaria 30 Mayo 2014

Presentación en Gran Canaria 30 Mayo 2014

Poetas del recital en Monachil

Poetas del recital en Monachil

Recital en Granada Grito de Mujer

Recital en Granada Grito de Mujer

Grito de mujer

Grito de mujer

2010 En el III Encuentro de poesía en la Red en Alcala de Henares

2010 En el III Encuentro de poesía en la Red en Alcala de Henares

En Cádiz

En Cádiz

Mi lista de blogs